miércoles, 18 de febrero de 2009

Pedro Lemebel en El Salvador



Por invitación del Centro Bartolomé de las Casas, el escritor chileno Pedro Lemebel se encuentra de visita en El Salvador, donde desarrollará una actividad pública, invitación a la cual presentamos en esta entrada, junto con nota periodística publicada por COLATINO, de fecha 18 de Febrero.

"Escritor chileno Pedro Lemebel visita El Salvador

A mediados de los años de 1980, en un Chile regido por la dictadura militar del General Pinochet, comienza a gestarse un movimiento político y cultural conocido como la contracultura. Diversas expresiones artísticas se cruzan con el compromiso político por derrocar la dictadura militar.
La violencia del Estado se verá entonces intensificada y a la vez confrontada con la organización de las manifestaciones populares. En ese contexto, surge el colectivo de arte homosexual “Las Yeguas del Apocalipsis” compuesto por Francisco Casas y Pedro Lemebel, quienes, a través de la performance, la plástica y el videoarte irrumpen en la escena chilena provocando gran revuelo por su discurso contestatario, ligando homosexualidad y política.
Tal vez una de las primeras expresiones públicas de la diversidad sexual en Latinoamérica que, en la escena cultural chilena, se complicitan con los movimientos sociales, el feminismo radical.
Con la transición democrática postdictadura, Lemebel comienza una profusa producción literaria.
Sus textos circulan por diarios, revistas y radioemisoras. En 1995, publica “La Esquina es mi Corazón”, crónicas urbanas que lo dan a conocer a nivel nacional e internacional.
Luego, con los libros “Loco Afán: Crónicas de Sidario” (1996), “De Perlas y Cicatrices” (1998), comienza a gestarse un gran interés por los textos de este autor. El cronista mexicano Carlos Monsivais dirá: “Pedro Lemebel es una de las voces más poderosas y menos sujetas a las disipaciones de la moda”, así, el famoso escritor mexicano, habla del autor de “Adiós Mariquita Linda” (2005), ubicándolo como uno de los grandes cronistas latinoamericanos de la última década, alabando su estilo y su compromiso político. Este compromiso se ha manifestado en su alianza con los sectores marginales de la sociedad chilena, marginalidad productiva de la cual es depositario.
Lemebel transita por el género y las sexualidades, arte y política, memoria y derechos humanos. Su constante lucha en contra de la dictadura no termina con el fin de esta, sino que se traslada a la decepción que los gobiernos de la concertación democrática generaron en el acomodo del poder, el mantenimiento de la política económica y sobre todo la impunidad para con los familiares de detenidos desaparecidos. Lemebel escribe de eso y más. Su prosa releva la cotidianeidad y la politiza, así desde la sencillez del pueblo y sus personajes, los tránsitos por la ciudad, la descripción densa del acontecer actual, arte, medios de comunicación, políticas de reconciliación, travestismo prostibular, son componentes esenciales de su obra. En su novela “Tengo Miedo Torero” (2001), nos relata los preparativos del atentado contra el general Pinochet en el año 1986.
Contextualiza el Santiago de Chile de esa época en una historia de amor de una loca (travesti) con un guerrillero del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Muchas de sus obras literarias han sido llevadas al teatro y su novela Tengo Miedo Torero próximamente será llevada al cine.
Su especial estilo neobarroco, su conexión con el pueblo sencillo, su genial interpretación y reinterpretación de la actualidad latinoamericana, pasando por la musicalidad de su obra, los personajes reales y ficticios que pueblan sus textos, lo han hecho merecedor de importantes reconocimientos internacionales, como lo fue el que le otorgó Casa de Las Américas en Cuba, dedicándole la semana de autor en el año 2007. Sus textos están traducidos a varios idiomas y el interés por su literatura se manifiesta en los estudios que variadas universidades y centros de estudios realizan del autor de “Serenata Cafiola” (2008), su último libro, publicado recientemente por editorial Planeta. El conocido y recordado escritor Roberto Bolaño, ha dicho de Lemebel: “no necesita escribir poesía, para ser el mejor poeta de mi generación”.
Con estas credenciales, Pedro Lemebel se presenta en San Salvador gracias a la invitación extendida por el Centro Bartolomé de Las Casas y su Programa de Masculinidades, quienes organizan para el jueves 19 de febrero un encuentro con este escritor en el Palacio Municipal de Santa Tecla.


Más informaciones 74015166 y Centro Bartolomé de Las Casas: 22215191.
*Colaboración del Programa de Masculinidades del Centro Bartolomé de las Casas, El Salvador.
www.escuelaEQUINOCCIO.org