jueves, 22 de abril de 2010

ESPAÑA Catalunya Entrevista con Michael Kimmel HOMBRES IGUALITARIOS

Michael Kimmel (1951) es un sociólogo norteamericano que lleva años analizando las masculinidades, desde una perspectiva pro-feminista. Es profesor de la Universidad del Estado de New York, Stony Brook y editor de la revista Men and Maculinities.


Esta es la entrevista que Michael Kimmel concedió a Homes Igualitaris-AHiGE Catalunya en el trascurso del seminario “El papel de los hombres en las políticas de igualdad de género”, celebrado en el Espai Francesca Bonnamaison (Barcelona), el 7 de abril de 2010.

Me gustaría empezar un una pregunta general: ¿Cuál es la tendencia en la masculinidad hegemónica y en la contra-hegemónica, en un contexto globalizado, en términos de refuerzo o deconstrucción de la masculinidad hegemónica u oportunidades para la resistencia?


Hay diferentes niveles donde se puede responder a esta pregunta. Por un lado a nivel académico, ¿en qué punto está la investigación o la producción de teoría respecto al tema?. El Segundo a nivel político, ¿cuál es la situación actual del movimiento de los hombres?.


A nivel general podemos decir que la relación entre la masculinidad hegemónica y la contra-hegemónica, la masculinidad alternativa, es de una tensión constante; siempre están en relación. En cierto sentido, la masculinidad hegemónica no puede existir sin las masculinidades alternativas porque el género no solo es un sistema de dominación de los hombres sobre las mujeres, sino que también es un sistema en el que algunos hombres dominan a otros. Por tanto, necesitas a los otros hombres para establecer una posición de dominio.


A nivel teórico, actualmente, hay un debate muy extenso sobre si la masculinidad hegemónica debe analizarse globalmente o a través de las especificidades nacionales. ¿En qué ámbitos debe analizarse de una forma u otra?. La palabra hegemonía suena a demasiado monolítica, determinante y poderosa para la constitución de la masculinidad. En general, encuentro el término útil. En mis conversaciones con Rawelyn Connell u otras personas lo encuentro útil porque nos ayuda a entender las relaciones dinámicas que se establecen entre los hombres. Las dinámicas de poder a través de la clase social, la raza y la sexualidad. En este sentido creo que es muy importante porque sino solo nos centraríamos en las relaciones de poder entre hombres y mujeres y olvidaríamos las relaciones que establecen, en la vida cotidiana, los hombres con la hegemonía. Así, como las oportunidades para cambiar estas relaciones.


Creo que muchos hombres, y ahora me muevo de la teoría a la política o la vida cotidiana, no se encuentran cómodos con la ideología tradicional de la masculinidad. Muchos hombres se encuentran con esta ideología y no se sienten identificados o no quieren invertir su energía en convertirse en este tipo de hombres. Para estos hombres es un mal contrato. Algunos actúan hegemónicamente en algunos aspectos mientras que en otros rechazan esta ideología. El tema es que cada vez más hombres, en sus prácticas diarias, en los países industrializados, se sienten ahora más cómodos con la igualdad que antes. Es cierto que también hay un refuerzo de la hegemonía a través de posiciones ideológicas que provienen de la religión, la derecha o el tradicionalismo. Pero, en general, en las familias de clase media y de clase obrera, en Europa y Estados Unidos, hay un aumento de los hombres que se sienten más cómodos con la igualdad.


Se asume, especialmente los hombres jóvenes, que sus parejas van a tener un trabajo a jornada completa. Se quiere ser mejor padre y tener una relación más cercana con los hijos e hijas. Esto está bastante generalizado y lo que me parece interesante es que algunos grupos, que han estado marginados por la masculinidad hegemónica, actualmente están indicando el camino a seguir. Por ejemplo, en Estados Unidos, los hombres afroamericanos dedican más tiempo al trabajo doméstico que los hombres blancos. Esto contradice, lo que se suele pensar, que los hombres afroamericanos están más comprometidos con la masculinidad hegemónica que resistentes a ella. También los hombres de clase obrera dedican más tiempo a las tareas domésticas que los hombres de clase media. En términos de ideología o valores quizás todavía no se sienten identificados con la igualdad, pero sus prácticas están cambiando. En las parejas que trabajan ambos, se deben repartir el trabajo de la casa y el cuidado de los hijos. No es un tema ideológico o político, se hace porque alguien tiene que hacerlo


Lo que veo es que el movimiento de hombres en torno a la hegemonía está ampliando sus posibilidades, opciones, oportunidades, aceptando las diferencias , abriéndose más hacia la igualdad. Hay un significante declive de la homofobia, por ejemplo. Éste es, por tanto, el diálogo entre la resistencia y la hegemonía


Concretando más en el tema del seminario, nos gustaría saber ¿Cuáles son los principales argumentos para involucrar a los hombres en la igualdad de género?


He pasado mucho tiempo pensado cómo involucrar a los hombres en la igualdad de género. Según mi experiencia hay dos tipos de argumentos que no funcionan y otro que sí.


Uno de estos argumentos tiene que ver con la ética, con la moralidad en abstracta: es correcto, está bien, es justo, es necesario que los hombres se involucren en la igualdad de género. Este tipo de argumento no funciona o no engancha a los hombres.


El Segundo argumento es poner en evidencia el poder de los hombres y la necesidad de dejar ese poder. Este tipo de argumento tampoco funciona porque muchos hombres no se sienten poderosos o que tengan poder.


El tercer argumento, que es el que yo utilizo en mis discursos, tiene que ver con el hecho que la igualdad de género beneficia a los hombres. Apoyar la igualdad de género mejora la vida de los hombres: Sí, es cierto, la vida de tus hijos va ha ser mejor. Sí, es cierto, la vida de tu pareja va ha ser mejor. Pero, también tu vida va ha ser mejor. Desde mi punto de vista, hacer ver a los hombres los beneficios que obtienen con la igualdad de género; es decir, algo que también es de su interés, es el mejor argumento para conseguir que éstos se involucren.


¿En qué áreas es más necesario el trabajo con hombres por la igualdad de género?


¿Las áreas? Es fácil. Áreas o temas en relación a la vida laboral, familia, paternidad, sexo, amistad. En general, las áreas principales de la identidad masculina


¿Qué estrategias se están desarrollando a nivel mundial para incluir a los hombres en la igualdad de género?


Hay muchas. Aquí debo decir que se trata de una pregunta que tiene que ver con la región o área geográfica. En Europa, especialmente en los países nórdicos, los temas más interesantes, o que provocan una mayor implicación de los hombres, son aquellos relacionados con el equilibrio de la vida familiar y laboral. El permiso de paternidad, la paternidad son áreas que se suelen trabajar en Europa.


En el Tercer Mundo, especialmente en Latinoamérica y África, los temas están relacionados con la salud y la salud reproductiva. Por ejemplo, planificación familiar, salud y salud reproductiva. La violencia hacia las mujeres a través del VHI, el embarazo o el trato a la infancia. Hay muchos proyectos en Latinoamérica y África que tienen por objetivo involucrar a los hombres en proyectos de planificación familiar o salud reproductiva.


Estados Unidos es el líder mundial en violencia, por tanto esta es el área principal de trabajo con los hombres. No tiene que ver con la salud reproductiva o la salud general de los hombres, o con el equilibrio de la vida familiar y laboral, porque nosotros no tenemos permiso de paternidad o programas públicos de salud. No tenemos nada. En Estados Unidos se trabaja sobre la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. Así en Estados Unidos, y también en Canadá, el foco se ha centrado en este tema. Hay muchos grupos que trabajan con hombres perpetradores de violencia o con grupos de mujeres víctimas de la violencia.


Muchas gracias.


Sugerencias para ampliar la información:

Página personal de Michael Kimmel : www.michaelkimmel.com

Libros destacados de Michael Kimmel:

Changing Men: New Directions in the Study of Men and Masculinity, Sage, 1987

The Gendered Society. Oxford University Press, 2000

The Invisible Sex: Masculinity in Contemporary America. University of California Press, 2003

Otros autores:

Connell, R. W. Masculinidades. México: Universidad Nacional Autónoma de México, 2003

Abril, Paco; Romero, Alfons; Borràs, Vicent. Los Hombres y sus Tiempos: Hegemonía, Negociación y Resistencia. Barcelona: Regidoria Usos dels Temps i Ajuntament de Barcelona, 2009 Más información aqui.