miércoles, 20 de octubre de 2010

Comunidad homosexual sigue luchando por un trato digno Contrapunto EL SALVADOR

Viernes 15 de Octubre

La comunidad gay sigue siendo víctima de discriminación, a pesar de los esfuerzos gubernamentales para erradicar esta problemática 


Por Magdalena Flores / Fotografía Francisco Campos

SAN SALVADOR – La comunidad de lesbianas, gays,  bisexuales y transgénero (LGBT) sufre a diario una serie de discriminaciones homofóbicas que van desde los insultos hasta la muerte.


A pesar de los esfuerzos que han realizado las instituciones que trabajan con personas homosexuales, e incluso las iniciativas del nuevo gobierno de corte izquierdista por terminar con las discriminaciones hacia este sector, aún sigue persistiendo la problemática.


En mayo de este año el presidente Mauricio Funes hizo público el Decreto 56, cuyo principio básico es que todos los funcionarios del Estado deben respetar a todas las personas independientemente de su preferencia sexual.


Sin embargo, la orden del presidente no ha sido acatada por algunos de sus subalternos, pues el pasado 3 de julio unos jóvenes que se conducían en una unidad del transporte colectivo en los alrededores del Parque Infantil fueron maltratados por su apariencia y preferencias sexuales por un agente policial, mientras una unidad de la PNC realizaba registros de seguridad en el autobús.


De acuerdo a la denuncia interpuesta por Mónica Linares Hernández, ella junto a otro compañero, se transportaba en la ruta 101-D cuando “uno de los agentes solicitó a los hombres que bajaran del autobús para hacer el registro respectivo”, declaró Mónica ante la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDDH).


Su compañero bajó de la unidad, mientras otro agente subió y le solicitó a Mónica mostrar el contenido de su cartera, a lo cual ella accedió.  Pero el agente con ONI 24452 le ordenó que se bajara para registrarla nuevamente.


Ella se negó argumentando que ya la habían registrado, a lo que él contestó que “debía de bajar aunque ya lo hubiesen hecho, porque aunque se vistiera de mujer, seguía siendo hombre”.


Estando afuera de la unidad el agente quiso registrar a Mónica físicamente, pero su compañero la defendió, al final el agente pidió sus documentos de identidad y les dijo que podían ser detenidos por agentes del 9ll, como si se tratasen de criminales.


Hechos como éste, y otros peores, son algunos de los actos discriminatorios de los que son víctimas las personas con orientaciones sexuales diferentes.


Por tal hecho la Procuraduría para la Defensa de los Derecho Humanos (PDDH) emitió recientemente una resolución a favor de Mónica.


La resolución inicial de la PDDH establece que se cometió discriminación y violación al derecho de la igualdad, dijo el jueves el procurador adjunto de Derechos Civiles y Políticos de la PDDH, Gerardo Alegría.


La resolución se basó en el decreto del Ejecutivo Nro. 56 que indica que todos los funcionarios del Estado están obligados a respetar a todas las personas independientemente de su orientación sexual, destacó Alegría.



PNC en la mira
Básicamente la PDDH recomienda al Director General de la Policía Nacional Civil (PNC), Carlos Ascencio, implementar una revisión exhaustiva de las políticas, programas y actividades realizadas por dicha institución.


Especialmente las acciones en materia de seguridad pública y prevención del delito, que de manera directa o indirecta puedan constituir o generar cualquier forma de discriminación por motivos de identidad de género y orientación sexual, reza la resolución que fue notificada este martes a Mónica.


También recomienda la difusión del Decreto Ejecutivo Nro. 56 que busca terminar con la discriminación en las entidades estatales hacia las personas con preferencias sexuales diferentes a través de la Unidad de Derecho Humanos de la PNC.


Además insta al director de la Academia Nacional de Seguridad Publica, Jaime Martínez, a revisar los planes de estudio en la formación de agentes y oficiales de policía e iniciar un proceso de capacitación y sensibilización con relación al respeto y garantía de derechos humanos de las personas del grupo LGBT.


La PDDH envió un informe a la Inspectoría de la PNC para que tome medidas disciplinarias de acuerdo a su propio reglamento. “La procuraduría estará vigilante del proceso”, sentenció Alegría.


Logro a medias
Para Mónica la resolución de la PDDH es un “gran logro”, debido a que eso demuestra que están “tomando más en serio a la diversidad sexual, y las denuncias que nosotras interponemos”.


Aunque reconoce que aún falta mucho para superar la problemática de la discriminación, porque a pesar de los esfuerzos que se están realizando por concienciar a los agentes policiales, éstos junto al sector salud, son los que más los maltratan.


Por su parte, Joaquín Cáceres, Coordinador de Entre Amigos (de homosexuales), dijo que se están haciendo esfuerzos por parte del gobierno por disminuir la discriminación en contra de la diversidad sexual, pero que aún sigue persistiendo.


“Se ejerce violación del derecho a la salud, a la vida, a la educación, al trabajo y principalmente el hecho de formar parte de una familia; tanto a nivel social como a nivel público hay una situación de violencia en todos los aspectos no sólo en lo físico, sino también psicológico, emocional y a veces hasta patrimonial”, sentenció.


Alegría aseguró también que en la PDDH  han recibido casos de discriminación en centros hospitalarios de la red nacional, ya que algunos transexuales han sido objeto de bochornos a la hora de brindarles atención médica.


Otras de las denuncias frecuentes se refieren a la emisión del Documento de Identidad Único (DUI), debido a que se les niega el derecho a mantener la imagen que deseen. En los llamados “duicentros” los mandan a cortar el pelo, a desmaquillarse y a vestirse como hombres, señaló Alegría.