jueves, 29 de enero de 2009

Compromiso con el derecho a decidir de las mujeres - Barack Obama

Querid@s amig@s: Como much@s, hemos seguido con muchas expectativas, las declaraciones y probables acciones del 44° Presidente de los Estados Unidos de América. Producto de ese seguimiento, les compartimos un material de Sandra Chaher

"ARTEMISA NOTICIAS

http://www.artemisanoticias.com.ar/site/notas.asp?id=2&idnota=6380


Por Sandra Chaher | 26.1.2009

Un día después de afirmar su compromiso con el derecho a decidir de las mujeres, el flamante presidente norteamericano Barack Obama le puso hechos a las palabras y derogó la llamada Ley Mordaza que impedía el financiamiento de organizaciones para que brindaran abortos, o siquiera aconsejaran sobre el tema, dentro y fuera de Estados Unidos. También esbozó el enfoque de género que intentará dar a su gobierno.

Estados Unidos es uno de los países que más dinero destina históricamente a la planificación familiar. Con la Ley Global de la Mordaza, restaurada en el 2001 por George W. Bush, las zonas menos desarrolladas del mundo fueron las más desfavorecidas. Asia, Africa y América Latina vieron mermar los fondos destinados por agencias financiadoras internacionales al cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos, lo cual afectó sobre todo a las mujeres de menos recursos, destinatarias principales de los programas.

La medida tomada por el presidente Barack Obama tiene dos efectos inmediatos positivos: reinstalar el circuito de financiamiento para programas imprescindibles en regiones donde las políticas públicas de derechos sexuales y reproductivos suelen estar ausentes, y dar un mensaje sin retorno sobre los principios que lo guiarán en el ejercicio de su mandato.

''… el gobierno no debería entrometerse en nuestros más privados asuntos familiares. Por ello, reitero mi compromiso hacia la protección del derecho a decidir de las mujeres'', dijo Obama el jueves 22 de enero en la declaración por el 36to aniversario de Roe v Wade, la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de 1973 que declaró inconstitucionales las leyes que prohibían el aborto en Estados Unidos. Una declaración que profundiza la línea liberal de las políticas públicas norteamericanas, la de no intromisión del Estado en asuntos privados. (http://www.prospect.org/csnc/blogs/tapped_archive?month=01&year=2009&base_name=obamas_statement_on_anniversar)

En la misma declaración, Obama deja claro a quién representa y para quiénes está gobernando. ''Aún cuando éste es un asunto muy delicado y a menudo causa división, sin importar nuestros puntos de vista personales –dice refiriéndose al aborto-, estamos unidos en la determinación para prevenir embarazos no deseados, para reducir la necesidad de tener abortos y para apoyar a las mujeres y a sus familias en cualquiera que sea la decisión que tomen.'' Si bien tanto Obama como Hillary Clinton se habían manifestado durante la campaña presidencial a favor del derecho al aborto, la declaración actual, como presidente en ejercicio, precisa dónde debería estar el límite de las convicciones de quienes gobiernan: en los derechos consagrados internacionalmente para las y los ciudadanos, en este caso el acceso a la salud sexual y reproductiva.

La Ley Mordaza

La llamada Ley Global de la Mordaza, instalada por primera vez por el gobierno republicano de Ronald Reagan en 1984, es conocida como Política de la Ciudad de México porque fue anunciada por Estados Unidos durante una conferencia de Naciones Unidas realizada en la capital mexicana. Prohibe el financiamiento federal –fondos de los Estados Unidos- para organizaciones internacionales de planificación familiar que realizan abortos o brindan consejería a las mujeres acerca del mismo, y también el lobby hacia las autoridades de los países a favor de la legalización.

En 1993, el gobierno demócrata de Bill Clinton revirtió la medida, que fue reestablecida con el regreso de las políticas conservadoras del republicano George W. Bush en el 2001. Analistas políticos señalan que la decisión de Obama se inscribe en lo que llaman un ''ya tradicional ping-pong político en Washington'', que siempre coincide con el aniversario de Roe v Wade.

El nuevo presidente

En la declaración por el aniversario de Roe v Wade, Obama esbozó su mirada sobre el lugar que aún no ocupa la mujer en la sociedad y que él ya está intentando modificar: ''En este aniversario, debemos también comprometernos de nuevo más ampliamente a garantizar que nuestras hijas tengan los mismos derechos y oportunidades que tienen nuestros hijos: la oportunidad de recibir educación de primera clase, de desarrollarse en carreras de cualquier ámbito de la industria, de ser tratadas justamente, y de recibir pago igualitario por su trabajo, y de no tener límites para alcanzar sus sueños. Eso es lo que deseo para las mujeres en todas partes del mundo.'' Parafraseando al mismo Obama, que termina sus discursos diciendo ''Que Dios los bendiga'' (a las y los ciudadanos), desde aquí le decimos: ''Que los astros lo bendigan e iluminen, señor presidente''.