jueves, 29 de enero de 2009

Obama firma su primer ley contra la discriminación - ESTADOS UNIDOS DE AMERICA


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó el jueves su primera propuesta de ley, entregándoles una victoria a sus partidarios de la lucha por los derechos laborales y de la mujer al revocar una decisión de 2007 del Tribunal Supremo que dificultaba las demandas por discriminación en los salarios.

Con la mujer que ha dado nombre a la ley a su lado, Obama firmó la Ley de Pagos Justos Lilly Ledbetter en una ceremonia en la Casa Blanca. El Congreso, con mayoría demócrata, aprobó la medida esta semana, y muchos líderes asistieron a la firma.

"Firmar hoy esta propuesta es enviar un mensaje claro: que hacer funcionar nuestra economía significa asegurarse de que funciona para todo el mundo, que no hay ciudadanos o lugares de trabajo de segunda", afirmó el presidente.

La igualdad de salarios fue un tema delicado durante la campaña electoral del año pasado, especialmente entre los sindicatos y las mujeres votantes. De media, las mujeres de EEUU cobran un 23 por ciento menos que los hombres, y las mujeres pertenecientes a minorías aún menos.

La primera dama, Michelle Obama, que asistía a uno de sus actos más importantes desde la inauguración de la semana pasada, ofreció una recepción para Ledbetter y otras personas que trabajaron para aprobar la ley.

"Reconoció la injusticia cuando la vio y estaba dispuesta a hacer algo al respecto, porque era lo que había que hacer, simple y llanamente", dijo la primera dama sobre Ledbetter.

Esta trabajadora es una mujer de Alabama que descubrió después de 19 años empleada en Goodyear Tire & Rubber Co que era la supervisora peor pagada de su planta, pese a tener más experiencia que varios compañeros de trabajo.

Un jurado determinó que estaba siendo discriminada. Pero durante la Administración Bush, el Tribunal Supremo contradijo por 5 votos contra 4 lo que los críticos describieron como décadas de precedentes legales al declarar que las demandas por discriminación debían presentarse en los 180 días siguientes a la primera infracción.

La ley firmada por Obama enmienda la Ley de Derechos Civiles de 1964, para convertir el viejo estándar EEOC en ley, y cubre discriminaciones de pagos en función de género, raza, país de origen, religión, edad y minusvalías.

Algunos republicanos y empresarios han expresado su preocupación porque la medida pueda dar lugar a una explosión de demandas basadas en viejas reclamaciones, que desanime a los empleadores de contratar mujeres y que socave los esfuerzos por combatir la recesión.

"Goodyear nunca tendrá que pagarme lo que me quitaron", dijo Ledbetter en la recepción de la Casa Blanca. "Nunca veré un céntimo de mi caso. Pero con la aprobación (de la ley) y la firma del presidente hoy, tengo una recompensa aún más rica. Sé que mis hijas y mis nietas y vuestras hijas y vuestras nietas tendrán un trato mejor".

FUENTE: Reuters, Yahoo en Español