jueves, 27 de agosto de 2009

Apología de la violencia influye en la sociedad El Sol de Córdoba Veracruz MEXICO

El Sol de Córdoba


26 de agosto de 2009


Víctor Martínez Jiménez


Córdoba, Veracruz.- Aunque el país cuenta con instrumentos legales para alcanzar la equidad y la igualdad de género, resulta preocupante el nivel de violencia alcanzado sobre todo en contra de la mujer, hecho que ya no es exclusivo de las clases marginadas sino también de las acomodadas. Uno de los impulsores es la apología de la violencia en los medios masivos de comunicación que resaltan los hechos sangrientos a las actividades mucho más igualitarias, creativas y solidarias.


"Es impensable que una mujer, con doctorado en Ciencias, pueda denunciar la violencia física, emocional o patrimonial de la que es objeto, por lo general estos casos se esconden al igual que las agresiones de la mujer hacia el hombre", señaló la especialista en estudios de género por el Colegio de Postgraduados, Pilar Alberti Manzanares, quien a pesar de todo consideró que México está avanzando en materia de equidad e igualdad de género.


Sostuvo que hace 20 años el tema de las políticas públicas con enfoque de género era minoritario.


"Anteriores presidentes sí habían impulsado la condición de las mujeres, se habían preocupado; en el ámbito rural tenemos la Unidad Agroindustrial de las Mujeres a través de la cual se les daba una parcela a las féminas, pero era una visión asistencialista y tradicional del papel de las mujeres. Ahora con la Ley general de Igualdad entre hombres y mujeres, aprobada en el 2006 y la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, tenemos un marco jurídico de igualdad en el que se habla de equidad de género y son tan importante las mujeres como los hombres, no sólo las mujeres, que ha sido un grupo que requería atención pero también considerar la problemática de las masculinidades", dijo.


Aunado a ello, agregó, se tiene la presión internacional que a través de diferentes instancias mide a cada país para ver qué se hace para mejorar las condiciones de las mujeres, junto al reclamo de los grupos feministas, las ONGs, la Academia, todo ha sido una sinergia que ha propiciado este avance".


Muestra de ello, apuntó la investigadora titular del Colegio de Postgraduados, es el Modelo de Equidad y Género promovido por el Instituto Nacional de la Mujer a través del cual se proponen políticas transversales de equidad de género en todas las instituciones tanto públicas como privadas.


"El tenerlo en el Colegio de Postgraduados y en sus siete campus, ha sido un gran esfuerzo y logro porque en instituciones académicas dar información dentro de un concepto ético de los valores de democracia, igualdad y equidad, es importante", expresó.


Al participar en cursos-taller enfocados al tema de la equidad y género al personal del Campus Córdoba, sostuvo que el modelo está implementado dentro de la propia estructura administrativa por lo que todo lo que tiene que ver con reclutamiento de personal, capacitación deducciones, salarios, prestaciones, permisos, prevención del hostigamiento sexual, atención de quejas y discriminación se contempla dentro del modelo equidad de genero.


Este modelo, puntualizó Pilar Alberti, se puede comparar con un ISO 9000, con gestión de calidad que tiene que ver con auditorías y diagnósticos y por supuesto si se pasan los requisitos y se tiene el visto bueno, se obtiene la certificación. Es un proceso largo y no todas las instituciones lo siguen al pie de la letra, el Colpost sí lo hizo y logró la recertificación por dos años más.


Dicho distintivo sólo lo tienen junto con el Colpostol, el propio Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Instituto de la Mujer del Estado de Puebla, el ISSSTE de Zacatecas y el gobierno de Aguascalientes, por el sector privado son las cadenas Wal-Mart, GNP, IBM, Nissan y hay más pequeñas mexicanas con estos valores.


"Desde mi punto de vista, como especialista en estudios de género, en los últimos 20 años he podido ver evolución importante en México hacia la equidad, de hecho podríamos decir que el modelo es ejemplo a nivel de América Latina e internacional que aplica la transversalidad con un sistema de calidad, cosa que no se ha hecho en otros países. Es un elemento de avance", puntualizó.


Alberti Manzanares pidió por último, que los gobiernos estatales y municipales impulsen y fortalezcan a los Institutos de la Mujer estatales y sus similares en cada región del país, para que estos organismos potencialicen la igualdad y la equidad de género.


FUENTE: http://www.oem.com.mx/elsoldecordoba/notas/n1300099.htm