lunes, 3 de agosto de 2009

La crisis mundial trae más carga para las mujeres REPUBLICA DOMINICANA

La crisis mundial trae más carga para las mujeres


Las medidas gubernamentales anti crisis necesariamente deben tomar en cuenta políticas en favor de la población femenina


Escrito por: ISAOLYM MIESES ( i.mieses@hoy.com.do)


Con la crisis económica mundial se apagaron los motores del crecimiento y quienes cargarán más pesado serán las mujeres.


Expertas de toda América Latina y el Caribe, participantes en la Reunión de Especialistas “Análisis de la crisis económica y financiera desde la perspectiva de género: entendiendo su impacto sobre la pobreza y el trabajo de las mujeres", destacaron que las políticas anti crisis de los gobiernos deben contemplar programas específicos dirigidos a la población femenina.


Alicia Barcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) señala que la crisis agrava la brecha sobre el cuidado y el trabajo no remunerado. Esto se refleja en una mayor demanda del tiempo femenino para producir bienes que no se pueden adquirir en el mercado por baja de ingresos familiares; recortes públicos en servicios sociales y mercantilización de servicios de cuidado, más tiempo a conseguir beneficios sociales. Asimismo, el acceso a mercados y servicios financieros y no financieros, incluida la transferencia de tecnología, factores claves para la economía, se ve obstaculizado por la menor movilidad laboral de las mujeres, asociada con sus responsabilidades de cuidado.


Caso dominicano


La crisis encontró el empleo femenino en RD en un situación difícil. Con el fin del acuerdo multifibras y la pérdida de nuestra cuota textil en el mercado norteamericano, el empleo femenino había recibido un duro golpe, ya que había perdido más de 60 mil puestos de trabajo, de los cuales por lo menos el 58% correspondía a mujeres, en términos globales.


Magaly Pineda, directora del Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF), analiza cómo las dominicanas son las más afectadas en los principales sectores impactados como son turismo y remesas.


“Las mujeres tienen mucha participación, tanto en hoteles como en restaurantes, como otras prestaciones a turistas”.


En términos de las remesas, señala, sabemos también que quienes envían dinero son mujeres. Si las mujeres migrantes están en el Norte sufriendo los embates de la crisis, entonces las remesas van a ser menores y también causará una situación difícil para las mujeres que la reciban.


La crisis también se refleja en menos dinero para todos los servicios sociales. Esto significa que va a aumentar el cuidado de los niños, niñas, enfermos y las personas envejecientes. De modo que la falta de desarrollo de los programas de salud hacia estos sectores va a aumentar el tiempo que las mujeres dedican a actividades de cuidado, trabajen o no fuera del hogar.


“La crisis va a producir una ampliación del tiempo de las mujeres en actividades no pagadas y va a seguir siendo un puntal de apoyo al servicio que el Estado deja de dar”.


Los especialistas esperan que la crisis va a implicar un aumento de la violencia intrafamiliar. Estudios muestran que cuando el hombre no puede cumplir con su rol de proveedor se hace más vulnerable al alcohol y a la violencia por las presiones del rol de masculinidad.


Como medidas anti crisis es responsabilidad de los estados crear reales políticas de empleo más efectivas, y del sector privado de crear políticas salariales más equitativas, señala Pineda.


“Una cosa criticable que hay en esta crisis es cómo todo los fondos han ido al sistema financiero y productivo y muy poco a las personas”.


Medidas


Se hace necesario que el Estado tome en cuenta la diferenciación de género para los programas anti crisis y que prepare políticas que vayan destinadas a las mujeres. Magaly Pineda, directora de CIPAF, asegura que en RD hasta ahora sólo se cuenta con subsidios focalizados, como el caso de la tarjeta Solidaridad, el cual va enfocado al rol de madre. Lo ideal es que las políticas vayan dirigidas a mejorar el empleo de las mujeres. “Por ejemplo ¿por qué no hacemos programas para que las mujeres también participen en la construcción? Es importante tomar en cuenta la jefatura de hogar que en este país es muy alta y está asociada a la pobreza”.


FUENTE: http://www.hoy.com.do/negocios/2009/8/1/287708/La-crisis-mundial-trae-mascarga-para-las-mujeres