sábado, 18 de julio de 2009

Busca el gobierno estatal bajar violencia familiar La Jornada Michoacán MEXICO

Busca el gobierno estatal bajar violencia familiar

REDACCION


Con el propósito de disminuir los alarmante índices de violencia familiar que existen en la entidad, el gobierno al mando de Leonel Godoy Rangel ha puesto en marcha políticas tendientes a darle respuesta al problema. En tal sentido, se han creado la Secretaría de la Mujer y se ha perfeccionado la Fiscalía Especial para la Atención del Delito de Violencia Familiar; esta última es dependiente de la Procuraduría General de Justicia de la entidad y viene funcionando desde el año 2002.


Elvia Pérez Higuera, encargada de la Fiscalía Especial para la Atención del Delito de Violencia Familiar, señaló que el objetivo primordial de esta dependencia gubernamental es la de atender y brindar ayuda cuando existe algún tipo de agresión física o verbal, ya sea dentro de la pareja, agresiones de los padres hacia los hijos, o viceversa.


La Fiscalía brinda ayuda a los afectados jugando un papel de intermediario en la problemática interfamiliar; esto con el fin de otorgar arreglos que sean “beneficiosos” para todos los integrantes del núcleo familiar.


Esta área de la Procuraduría atiende en gran parte los casos de agresión a mujeres y niñas, ya que son el sector más vulnerable, además de ser el grupo social que desde años remotos ha luchado por la igualdad de género.


En la actualidad, miles de mujeres trabajan y mantienen el hogar sin la necesidad de depender de la pareja, la mujer moderna mantiene un empleo estable, está al tanto de la educación de los hijos, ejerciendo sus derechos y libertades. Es por ello que la Fiscalía contribuye con el sexo femenino a la ayuda y trato de la violencia hacia el interior del núcleo familiar.


La Fiscalía Especial para la Atención del Delito de Violencia Familiar de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán nace en el año 2002 con el interés de atender problemas de agresión al interior de las familias michoacanas.


Funciones de la Fiscalía Especial


La Fiscalía para la Atención y Resolución de Conflictos Familiares maneja dos tipos de resolución, la primera de ellas es la conciliación. En ésta el objetivo primordial es juntar todos los elementos posibles para que los integrantes de la familia sigan unidos; para ello se realizan actividades como pláticas, talleres, acuerdos, entre otros. El segundo tipo de resolución es la Integración de la Averiguación Previa. Aquí las situaciones presentadas ya son con un nivel más complejo; es decir, que algún integrante de la familia ya ha sido agredido físicamente y que estará en constante peligro. Debido a esto se procede penalmente y se otorga ayuda por daños psicológicos y físicos a las víctimas del delito.


Las denuncias pueden ser presentadas desde el primer indicio de violencia, ya sea verbal, que es toda aquella palabra ofensiva que el agresor tenga hacia la víctima, y la física, que es cuando ya hay golpes.


La violencia se torna por niveles; es decir, por lo general se inicia con violencia verbal la cual es la mas dañina, ya que causa baja autoestima que a su vez impide el desarrollo social de la víctima, además de ser uno de los daños más largos en superar. Después la agresión verbal tiende a pasar a lesiones físicas menores como los golpes.


En otros casos dicha violencia puede pasar a las lesiones físicas graves en las cuales se utilizan ya en contra de la víctima armas blancas, en muchas de las ocasiones la violencia llega hasta los disparos y en algunos otros casos, los cuales no fueron denunciados desde el primer indicativo antes mencionado, llega a culminar con la muerte de la víctima o agredida.


Cabe destacar que los integrantes más afectados dentro de una situación de violencia doméstica son los infantes, ya que son los más frágiles y en muchos de los casos es común ver la sustracción de menores. Este término se refiere al hecho de la utilización del menor para el daño hacia la otra persona; es decir, en un conflicto de pareja uno de los dos toma al menor y lo aleja con el fin de deteriorar a la otra persona.


Cuando se presenta esta situación se realizan acuerdos provisionales, se investiga y analizan las situaciones económicas y formas de vida de ambos padres con la finalidad de otorgar al menor una vida sin carencias, sin violencia; la prioridad es el bienestar del menor. Esta situación es analizada por un juez de lo familiar, ya que es el que decide a quién de las dos partes otorgará la Patria Potestad, que es el conjunto de derechos y obligaciones que la ley exige a los padres para la obtención de bienes para el buen desarrollo y modo de vida del menor.


Siguiendo con la violencia doméstica, es común realizar una acta circunstancial o comparecencias de hechos; es decir, cuando la mujer no quiere que el agresor sea arrestado y sea procesado penalmente, sino que sólo sea notificado que la Fiscalía está al tanto de lo que el agresor ha realizado con la víctima.


En este caso, la Procuraduría brinda apoyo al agresor mediante atención psicológica, talleres para hombres agresivos, en donde se les enseña qué es la masculinidad y cómo pueden llevar una vida benefactora sin violencia.


FUENTE: http://www.lajornadamichoacan.com.mx/2009/07/17/index.php?section=municipios&article=013n1mun