martes, 28 de julio de 2009

La agresión de grupos de menores a niñas requiere educación y sanción social EFE ESPAÑA

La agresión de grupos de menores a niñas requiere educación y sanción social


EFE, El Escorial (Madrid)


La agresión de grupos de menores a niñas responde a una necesidad de reforzar el liderazgo y cohesión dentro de un grupo, reproduciendo esquemas tradicionales de masculinidad, que deben ser combatidos con educación y "no tanto sanción penal como social".


El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, se ha expresado así en el transcurso de su intervención en en un curso de verano de la Universidad Complutense en referencia a los últimos casos de violaciones de niñas por pandillas de chicos menores de edad.


Para Lorente, este tipo de conducta se inspira en un "modelo de ser hombre" que es necesario combatir con "una redefinición de la identidad masculina", para lo que es preciso contar con la implicación de los hombres "para que no vean las políticas contra la violencia de género como una agresión".


Así ha explicado que, ante las políticas de igualdad hay tres tipos de hombre: los implicados, que promueven nuevos modelos; los neutrales y los no implicados ante quienes es necesario promover nuevas conductas y criticar las viejas referencias como el modelo patriarcal.


Lorente ha planteado que, en los últimos años, ha proliferado un tipo de "pos-machismo" que pretende mantener las referencias clásicas de la cultura patriarcal por medio de las críticas y ridiculización de los postulados de igualdad.


Son hombres que se ven como víctimas de las medidas de protección de las mujeres y esgrimen argumentos pseudocientíficos para denunciar su supuesta indefensión.


El delegado del Gobierno también ha advertido del peligro que entraña permitir conductas o imágenes que convierten a la mujer en un mero objeto, casi siempre sexual.


Así ha aludido a actividades aparentemente inofensivas como la de disfrazarse de colegiala sexy o la actuación de las "limpia-tractores" en ferias de pueblo que "resultan en la 'cosificación' y deshumanización de la mujer", que es lo que permite al hombre "dar el salto" a la violencia como medio para preservar el control.


"Todo lo que deshumaniza y 'cosifica' a la mujer convirtiéndola en objeto sexual, abre la puerta a la violencia machista", ha subrayado.


El curso sobre "Políticas públicas contra el maltrato y la trata de mujeres" ha sido inaugurado por la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quien ha comenzado su intervención expresando su "enérgica condena" por el asesinato de una mujer de Toledo a manos de su ex pareja, ocurrido este fin de semana.


Aído ha subrayado que la forma de acabar con esta lacra es por medio de la unidad y el esfuerzo conjunto de toda la sociedad.


"No hay nadie que tenga toda las responsabilidad, ni nadie que no tenga responsabilidad", ha subrayado la ministra, para quien es inaceptable que "en una democracia la violencia contra las mujeres sea algo normal".


"Debemos unir todas nuestras voces en una sola que diga ¡basta ya!", ha proclamado.


FUENTE: http://www.adn.es/sociedad/20090727/NWS-0351-educacion-requiere-agresion-sancion-menores.html