miércoles, 29 de julio de 2009

Las mujeres, más vulnerables a adquirir enfermedades de contagio y virales CNDH MEXICO

La desigualdad de género, serio obstáculo para acceder a la salud


Las mujeres, más vulnerables a adquirir enfermedades de contagio y virales


VIRIDIANA SAAVEDRA PONCE


De acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la desigualdad entre mujeres y hombres en México sigue siendo un serio obstáculo para el acceso al derecho humano a la salud, y el estado de Jalisco no es la excepción, luego de que en muchos casos, el sexo femenino se ve mayormente afectado por patologías, ya sean de contacto sexual, de contagio, o virales, duplicando incluso la cantidad de casos.


Cifras del Centro Nacional para la Vigilancia Epidemiológica y el Control de Enfermedades (Cenavece), en su último registro, indican que hasta el pasado 18 de julio, las mujeres eran más vulnerables a enfermedades, aun cuando éstas podrían ser prevenibles por vacunación.


El caso de la tosferina es un claro ejemplo, luego de que son 10 las mujeres afectadas, mientras que son seis los varones que contrajeron la patología. Igualmente pasa con la rubeola, donde hay dos mujeres afectadas y un varón, y con la hepatitis aguda tipo B, donde son 18 las mujeres que la han padecido durante éste año, en comparación de seis hombres. Esas tres enfermedades están consideradas como prevenibles por vacunación en el catálogo de la dependencia, lo que coincide con lo señalado por la CNDH, que indica entre otras cosas, que existen desigualdades tanto por “patrones socioculturales que con base en criterios, prejuicios, estereotipos y costumbres parten de una ‘masculinidad tradicional machista’ y provocan situaciones de riesgo y de desventaja sobre la salud o la enfermedad, ocasionando que la familia, la pareja o las instituciones de salud limiten el goce y ejercicio integral de ese derecho en igualdad de circunstancias”.


En el caso de las enfermedades infecciosas del aparato respiratorio, también el sexo femenino se ve más afectado, pues en cuanto a la tuberculosis, son 269 las mujeres que la han padecido en este año, en comparación con los 171 varones que la contrajeron en el mismo periodo. En tanto que la influenza A/H1N1 registra hasta el 18 de julio 397 mujeres afectadas y 341 varones, y la influenza de tipo estacional, 344 mujeres y 341 hombres.


“En materia de igualdad entre mujeres y hombres deben analizarse diversos padecimientos, como la muerte materna y el cáncer de mama, de próstata y de testículo, para identificar y explicar algunos de los determinantes en la mortalidad y morbilidad en mujeres y hombres, así como los factores que propician desigualdades en las condiciones de salud, el acceso y la atención del derecho a la salud a través de la perspectiva de género y de derechos humanos, lo que permitirá elaborar propuestas que propicien el derecho a la igualdad y a una vida saludable de mujeres y hombres”, agrega un documento emitido por la CNDH, que cita además a la Organización Mundial de la Salud, que asegura que la biología establece diferencias por sexo en materia de riesgos y necesidades para la salud, ya que en muchos casos se considera que el hombre es el parámetro de funcionamiento fisiológico y social, lo que es conocido como “androcentrismo”, por lo que también constituye un imperativo involucrar a los hombres en el análisis de género, para que no se omitan sus necesidades de salud, así como la responsabilidad que deben asumir frente a su salud y la del resto de la población, pues al identificar los determinantes biológicos y sociales, tanto de la salud como de las enfermedades, se estará en posibilidad de diseñar programas y políticas sanitarias que actúen para mejorar la calidad de vida, evitar y minimizar los efectos de las enfermedades y eliminar las inequidades en la salud de mujeres y hombres.


FUENTE: http://www.lajornadajalisco.com.mx/2009/07/28/index.php?section=politica&article=008n2pol