jueves, 28 de mayo de 2009

Derechos Humanos: La homofobia no es incurable CUBA

DERECHOS HUMANOS: La homofobia no es incurable

Por Dalia Acosta

LA HABANA, 17 may.- En el marco de la celebración este domingo del Día Internacional de Lucha contra la Homofobia y la Transfobia se conoció una nueva campaña a favor de la diversidad sexual que aconseja a las personas homofóbicas a reconocerse como tales y empezar el tratamiento contra esa "disfunción".

"La Homofobia es una 'enfermedad' y tiene cura" se titula el llamado presentado por Colegas, la Confederación Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, en oposición a las teorías, prejuicios y estereotipos que insisten en igualar a toda manifestación no heterosexual con trastornos, enfermedades o anormalidades.

En una posición muy parecida, el gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba inició hace semanas su campaña titulada "La diversidad es la norma", un esfuerzo que se extenderá todo este año, pero que tuvo su momento de esplendor el sábado. Una conga, protagonizada por gays, lesbianas, transexuales y personas sensibilizadas en la lucha por los derechos de la diversidad sexual, recorrió unos 200 metros de la calle 23, en el mismo corazón de La Habana, sin ser molestada por la policía ni por ninguna de las personas que transitaban por esa área de la ciudad.

"No hicimos una marcha gay porque los gays no son el problema; el problema es la homofobia", dijo la directora del Cenesex, Mariela Castro, al inaugurar la actividad central de la jornada cubana que incluyó paneles, debates, presentaciones de libros, conciertos, exposiciones y acciones en otras provincias cubanas.

A la actividad central del Pabellón Cuba, realizada por primera vez el pasado año, se sumó en esta ocasión un intenso programa en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, que involucró a algunos de los más importantes intelectuales del país en un claro gesto de apoyo a la política impulsada desde el Cenesex.

Sin embargo, a diferencia del año anterior, cuando las celebraciones tuvieron un importante reflejo mediático, los medios masivos de comunicación cubanos apenas reportaron esta vez los acontecimientos, una ausencia que fue criticada de antemano por participantes en los debates del Pabellón.

El deficiente trabajo de la prensa, la discriminación solapada tras decisiones administrativas que violan las leyes del país, la ausencia de espacios para compartir y los prejuicios de la policía fueron sólo algunos de los problemas que emergieron durante el debate que sucedió al panel sobre "diversidad sexual y familia".

"El tono general no fue de lamento sino de inconformidad con la realidad y de demanda de un mayor apoyo gubernamental", dijo a IPS Gustavo Alvarado, trabajador de un centro de investigaciones en la provincia de Matanzas, quien viajó a la capital pasa asistir a la actividad central de la jornada.

Mientras gays, lesbianas y transexuales reclamaban sus derechos en Cuba de una manera pacífica y más bien festiva, noticias llegadas desde Rusia daban cuenta de la represión por la policía de una marcha por el orgullo gay y la detención de unas 25 personas.

Marchas, denuncias y presentación de campañas de sensibilización, se sucedieron además en otros países de América Latina con motivo de esta celebración anual que recuerda el 17 de mayo de 1990, cuando la Organización Mundial de la Salud borró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

Una manifestación que llegó hasta la casa de gobierno de Honduras denunció varios hechos de violencia y muerte contra miembros de la "comunidad lésbico, gay, trans y bisexual".

En tanto que reportes de prensa desde Bolivia aseguraron que la Defensora del Pueblo interina, Patricia Flores, llamó a la población de ese país a "derrumbar tabúes religiosos y prejuicios culturales, porque las personas con distinta orientación sexual e identidad genérica tienen los mismos derechos que cualquiera".
Un informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex, divulgado la pasada semana, asegura que 80 países de distintas partes del mundo tienen leyes homófobas promovidas por el Estado. Incluso la homosexualidad se castiga con la muerte en Irán, Mauritania, Arabia Saudita, Sudán, Yemen y en zonas de Nigeria y Somalia.
Por su parte, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), en una declaración emitida el viernes, aseguró que la homofobia obstaculiza la lucha contra esta pandemia.
Investigaciones realizadas en Cuba aseguran que los gays seropositivos se han sentido más discriminados y estigmatizados por su orientación sexual que por su condición de portador del VIH (virus de inmunodeficiencia humana).
Alrededor de 80 por ciento de los cubanos infestados con VIH, causante del sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), son hombres y la mayoría de ellos tienen sexo con otros hombres,
Otra es la realidad de las mujeres lesbianas, cuyas demandas se suelen invisibilizar en el amplio movimiento contra la homofobia y la transfobia en la mayoría de los países de América Latina.
"Todo lo hicimos nosotras mismas. Imprimimos las pegatinas y los sueltos informativos como pudimos", dijo a IPS Mónica Collazo, integrante de Oremi, un espacio de reflexión de mujeres lesbianas y bisexuales del Cenesex que ha empezado a multiplicarse en otras provincias cubanas.
A juicio de Collazo, la información sobre mujer lesbiana debería tener la misma prioridad en las campañas públicas que tienen la homosexualidad masculina y la transexualidad, favorecidas además por los esfuerzos de sensibilización hacia un sector de la población catalogado como vulnerable ante el VIH/sida.
"¿Quién conoce de los servicios que brinda el Cenesex?, ¿cómo sabemos a dónde dirigirnos en casos de violaciones de nuestros derechos?, ¿cuántas lesbianas saben en La Habana que existe un espacio para ellas?, ¿cuándo tendremos acceso a la fertilización asistida?", demandaron algunas mujeres consultadas por IPS.
La fertilización asistida para mujeres lesbianas forma parte de un paquete de propuestas promovidas por el Cenesex y la Federación de Mujeres Cubanas, que incluye una reforma al Código de Familia que, de ser aprobada, reconocerá iguales derechos para parejas heterosexuales y homosexuales. (FIN/2009)

FUENTE: http://www.cubaalamano.net/voces/index.php?option=com_content&task=view&id=751&Itemid=33