sábado, 20 de junio de 2009

¿Dónde están las mujeres en el nuevo gabinete de gobierno? LAS DIGNAS EL SALVADOR

¿Dónde están las mujeres en el nuevo gabinete de gobierno?

La Asociación de Mujeres por la Dignidad y la Vida- Las Dignas-, y otras feministas salvadoreñas, queremos expresar nuestra preocupación por el retroceso en la participación política de las mujeres derivado de las decisiones tomadas en la conformación del nuevo Gabinete de Gobierno del Presidente Señor Mauricio Funes.

El gabinete de gobierno está conformado por 13 Ministerios, de los cuales únicamente 2 mujeres son titulares, y de la misma manera ocurre en los vice-ministerios, lo que equivale al 15% de representatividad de las mujeres en las instancias ministeriales.


Esta problemática se agudiza con el nombramiento de titulares de Superintendencias e Instituciones Autónomas, que de un total de 21 instancias, sólo 1 mujer aparece como titular, resultando una participación de mujeres en la dirección de estas instancias del 5%.

Ambas situaciones, incrementan las brechas de desigualdad en la participación política de las mujeres, también evidentes en la conformación de los gobiernos municipales y en la Asamblea Legislativa, entre otras.

Así mismo, queremos evidenciar el silencio existente hasta la fecha en relación al ISDEMU, ente rector de la Política Nacional de la Mujer, cuya designación no ha sido mencionada públicamente por el Señor Presidente, ni por los medios de comunicación; lo cual no sólo invisibiliza a las mujeres como actoras políticas; sino también evidencia la marginación y escasa relevancia que el Gobierno otorga al Mecanismo Nacional de la Mujer, que en el resto de países de Centroamérica tiene rango de Ministerio.

Instamos al nuevo gobierno a caminar por los senderos de la equidad y la inclusión, con acciones concretas que se orienten a la disminución de estas brechas de representación, y donde se retomen los lineamientos estratégicos establecidos en el Plan de Gobierno referidos a la Política para la Equidad de Género, tales como: "Implementación de acciones positivas en las políticas de contratación de personal e Instituciones Públicas en el gobierno central y extendido a los gobiernos municipales[1]", y "Acciones legales y administrativas que aseguren acceso a las mujeres a espacios de poder en la toma de decisiones en responsabilidades públicas y en las estructuras de dirección de los partidos políticos".[2]

El presidente Funes ha manifestado en diversas ocasiones su apuesta por la transformación de la cultura para lograr la equidad de género; tal como se comprometió el 1º de mayo en la Plaza Cívica , cuando dijo "Si nos unimos, la crisis será breve y saldremos más fácilmente de ella. Si nos unimos podremos reescribir la historia y transformar el país. Se que esto no va a ser conseguido tan solo con medidas económicas, sino también con nuevas actitudes políticas y éticas... por ello, un eje transversal que dará el sello a mi gestión pública es la observancia plena de una política de género. Sobre las mujeres recae el peso mayor de la crisis y por tanto, deben ser atendidas de modo preferencial... Les garantizo, una vez más, que lucharé por un país de libertades, donde todos, sin excepción, sean iguales ante la ley." Y una acción fundamental para lograr esa transformación es la participación de las mujeres en los puestos de decisión, lo cual contribuirá a cambios estructurales en la cultura, al visibilizar a las mujeres como sujetas activas y públicas que aportan al desarrollo social, político y económico del país.

Las mujeres tenemos que ser parte de los cambios y queremos contribuir a la reinvención del modelo social, económico, político y cultural; y estamos a favor de los valores éticos que regirán la actual administración, pero para que esto suceda el Gobierno deberá garantizar la participación equitativa de mujeres y hombres, en los procesos de toma de decisión.

NI ESTADO, NI HOMBRE MACHO

[1] FMLN, Plan de Gobierno 2009-2014, parte I, Reforma Social, "Hacia una sociedad Justa y Solidaria", Política para la Equidad de Género, Lineamientos 9 y 10.
[2] Ídem.